Curetaje, qué es y cuándo hay que hacerlo

Simón Blas Tratamientos

Seguramente te habrán dicho en una de las revisiones en consulta que deberías hacerte un curetaje. Ya te habrán explicado que se trata de una limpieza profunda de los dientes. Te vamos a contar en qué consiste, cuándo es necesario hacerlo y qué cuidados tienes que extremar después de este tipo de tratamiento.

¿Qué es el curetaje?

Básicamente el curetaje es un tratamiento de limpieza profunda de los dientes.

Realizado por profesionales, esta limpieza se dirige a alcanzar las raíces de los dientes, raspándolas. Con ello se consigue eliminar la placa bacteriana depositada en los dientes en forma de sarro y se liberan las raíces de impurezas.

Se realiza con un instrumento llamado cureta, de ahí el nombre. Aunque hay diferentes tipos, es éste:

cureta

 

¿Cuándo es necesario hacer un curetaje?

Será necesario realizar un curetaje siempre que exista una enfermedad periodontal, sea en forma de gingivitis o periodontitis.

Ya te hemos hablado en este blog de las enfermedades periodontales y de la importancia de detectarlas a tiempo y tratarlas. Por eso, el curetaje es el primer paso de este tipo de tratamientos.

Será necesario, por lo tanto, acudir a consulta cuando detectemos algún problema en nuestras encías: sangrado, sensibilidad, inflamación, dolor…

Cómo se realiza un curetaje

Se puede realizar con o sin anestesia, según las necesidades y actitud del paciente. No resulta un tratamiento complicado, doloroso, ni largo. En apenas una hora saldremos de la consulta con la boca realmente limpia; hasta lo más profundo.

El higienista dental actuará en nuestra boca por partes, por cuadrantes, comenzando por un lado y después pasando al otro.

El método para realizar el curetaje consiste en raspar la raíz de cada uno de los dientes con la cureta. Irá retirando y arrastrando todo el sarro depositado en cada una de las piezas dentales. Ahondará hasta llegar a la llamada bolsa periodontal, para liberar esa zona de bacterias que hayan quedado fijadas.

Por eso a veces se produce sangrado durante el tratamiento; pero es completamente normal.

curetaje

¿Tiene efectos secundarios?

Después de un curetaje se pueden tener molestias o un leve dolor. Pero todo depende del estado de cada paciente y el grado de enfermedad periodontal que sufra. A mayor gravedad, mayor será también la acción realizada y consecuentemente, sus efectos.

Se puede presentar dolor en algunas zonas, sensibilidad y sangrado de los dientes.

 

¿Qué cuidados hay que extremar después de un curetaje?

Si hubiera dolor o sangrado, el profesional que te haya atendido te recomendará, si lo considerara necesario, tomar analgésicos o hacer enjuagues con clorhexidina. Pero todo dependerá del estado concreto de cada paciente.

Y como norma general, siempre es recomendable mantener una buena higiene dental y extremar los cuidados al realizarla, eliminando cualquier residuo que haya quedado depositado entre nuestros dientes. Como objetivo, hay que evitar en lo posible tener que volver a realizar otro curetaje.

El cepillo, la pasta, la seda dental y los cepillos interdentales deberán ser nuestros aliados.