problemas dentales y deporte

Los problemas dentales también afectan a tu rendimiento deportivo

simonblas Blog, Salud bucodental

Hacer ejercicio de manera habitual o practicar algún deporte tiene innumerables beneficios para la salud en general. Quizá seas de los que tienes buenos hábitos y se preocupa de estar en forma y mantenerse bien. Bueno, pues has de saber que los problemas dentales también afectan al rendimiento deportivo y quizá esto haga que no llegues a las marcas que te propongas en tus rutinas de entrenamiento.

Una boca mal cuidada o algún problema concreto puede acarrear otros muchos problemas. Y créenos si te decimos que no son para tomarlos a la ligera.

problemas dentales y deporte

¿Qué problemas puede provocar una mala salud bucodental?

Como ya hemos dicho, los problemas que pueden derivarse de una salud bucodental deficiente son variados:

  • Cardiovasculares.
  • Digestivos.
  • Respiratorios.
  • Problemas de equilibrio.
  • Diabetes.

Todo esto. No es para tomárselo a broma, ¿verdad?

¿Qué problemas dentales son y qué efectos negativos desencadenan?

Mala mordida

Los dolores de músculos del cuello y espalda pueden estar provocados hasta en un 30% de los casos por la mala mordida.
Masticar de forma correcta puede hacer que se generen tensiones en esa zona.

La mala oclusión dental puede relacionarse también con la pérdida de fuerza muscular y problemas de equilibrio.

Te hablamos sobre la maloclusión en este artículo. Merece la pena leerlo de nuevo.

Enfermedades de las encías

Las enfermedades de las encías o periodontales causan inflamación, además de la de las encías, en otros órganos de nuestro cuerpo.

Y esta inflamación generalizada puede acarrear problemas cardiovasculares.

La SEPA, Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, relaciona directamente las enfermedades periodontales con estos problemas que afectan directamente al rendimiento deportivo:

  • Mayor riesgo de contraer contracturas musculares.
  • Fatiga muscular.
  • Una recuperación mucho más larga de las lesiones que tienen que ver con las cadenas musculares.

Caries e infecciones

Las bacterias que provocan la caries e infecciones dentales no se quedan sólo aquí. Viajan por la sangre hacia los demás órganos del cuerpo y pueden provocar problemas de diversa índole, como disfunción eréctil problemas respiratorios o cardiovasculares, e incluso diabetes.

En el caso de la práctica de deportes, es importante advertir que estas bacterias pueden también depositarse en los músculos y hacer que éstos pierdan tono. Y esto puede desencadenar en mayor riesgo de sufrir desgarros musculares, dolores en las articulaciones o lesiones en los tendones.

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar que, en el caso de los/as deportistas, aumenta el riesgo de sufrir caries, derivados de sus hábitos de entrenamiento y alimenticios. Por un lado, consumen gran cantidad de bebidas isotónicas, que tienen un alto contenido en azúcares y bajos niveles de Ph. Esto favorece que se formen caries y debilita el esmalte dental. Y, por otra parte, en su dieta alimenticia abundan los hidratos de carbono.

Estos factores pueden aumentar el riesgo de contraer lesiones musculares y de tendones y también alargar los procesos de recuperación de las mismas.

problemas dentales y deporte

Falta de piezas dentales

Si falta alguna pieza dental en nuestra boca, lógicamente, masticaremos de forma diferente. Esta masticación puede ser el agravante para que surja un problema digestivo, ya que los alimentos puede que no se trituren lo necesario en la boca y pasen al estómago en condiciones en las que éste se verá forzado y necesitará hacer un trabajo extra.

Todo esto genera una digestión pesada y más lenta y, a nivel del rendimiento deportivo, puede verse condicionado porque es mayor el gasto de energía realizado.

Bruxismo

El deporte, y más a altos niveles, provoca tensiones, que a menudo generan en rascado de dientes, mordida con fuerza… En definitiva, pueden provocar bruxismo.

Pero también pueden acarrear otras dolencias que afectarán nuestro buen estado bucodental, como: desgastes en los dientes, sensibilidad, fisuras, etc.

En niveles graves, todas ellas podrían incluso provocar la pérdida de piezas dentales.

Y todas estas dolencias se traducen en el ámbito deportivo directamente en dolores y sobrecargas musculares.

Xerostomía

La xerostomía es el término médico que define la sensación de tener la boca seca. También te hablamos de ella hace poco en este blog.

Las personas que practican deporte sufren en mayor medida de este síndrome por razones derivadas de su actividad:

  • Mayor nivel de deshidratación por los entrenamientos intensivos.
  • La tensión y los cambios psicológicos derivados de la práctica del deporte puede acarrear la disminución de la secreción de saliva y tener la boca más seca.