selladores dentales

Qué son los selladores dentales y qué tipos hay

simonblas Blog, Salud bucodental

Los selladores dentales están indicados para evitar la colonización de la placa bacteriana, mantener una buena salud bucodental y, por tanto, evitar la caries dental.

¿Qué son los selladores dentales?

Las fisuras, surcos y fosas son pequeños espacios en los dientes donde se colocan los selladores, hechos de un material plástico o similar que crea una fina película. Esta se adhiere a la superficie masticadora dental para actuar como barrera física y evitar que las bacterias se instalen y se desarrollen las caries.

Aunque tus cuidados dentales sean excelentes, no es sencillo eliminar la totalidad de los restos de comida de los molares, por ejemplo, debido a su forma irregular. Esto facilita que se dañe el esmalte y se produzcan caries.

Las fisuras y el tamaño de estos espacios son muy reducidos y, por ello, las cerdas del cepillo dental no alcanzan a limpiar su fondo. Para poder proteger los dientes y evitar que los restos de comida se instalen en ellos, aparecen los selladores.

¿Cómo se aplican?

Lo ideal es colocarlos cuando se percibe que es necesario y pueden utilizarlo desde los niños hasta los adultos.

El proceso es muy rápido, sencillo e indoloro. El/la odontólog/a limpiará tu pieza dental dañada, aplicará un gel protector y se finalizará añadiendo el material sellador en los surcos dentales afectados.

Aquellas piezas dentales que tengan caries tempranas también pueden recibir esta película y, de este modo, se evitará el avance y el deterioro.

Este tratamiento tiene una duración que depende de la profundidad de los surcos, la calidad del material y de que el sellador se coloque correctamente o no. De forma habitual, su duración oscila entre cinco y diez años, pero es muy importante que realices un buen seguimiento del mismo junto con tu especialista, para evitar imprevistos.

¿Qué función tienen?

Su función principal es proteger la superficie de las piezas dentales para evitar que las bacterias que producen las caries proliferen.

selladores dentales

¿Qué tipos de selladores dentales existen?

Puedes diferenciar los selladores dentales atendiendo a varias circunstancias:

Según la composición

La composición de los selladores puede ser de resinas compuestas, (como la resina BIS-GMA o composites) o de ionómeros (como el de vidrio).

Según la polimerización

Atendiendo la su polimerización pueden ser autocurables, es decir, que se pueden polimerizar por sí mismos o fotocurables, o lo que es lo mismo, que se polimerizan con luz.

Los primeros tienen una mayor fuerza de compresión, pueden manipularse más tiempo y la superficie final es más lisa. En los segundos, el tiempo de manipulación es menor.

Los selladores pueden ser blancos, transparentes o cambiar de color tras su aplicación. Además, pueden contener flúor o no. Aquellos que lo poseen son antibacterianos, mejoran la fijación al esmalte, evitan la caries y aumentan la resistencia del esmalte.

 

Si quieres evitar las caries o cualquier otro tipo de enfermedad periodontal es fundamental mantener una higiene bucal adecuada. Para ello, puedes ayudarte del hilo dental y cepillarte al menos 3 veces al día.

Si, a pesar de ello, tus piezas dentales se dañan, los selladores dentales son una medida eficaz y segura para controlar la caries dental.