verano-salud-bucodental

¿Las vacaciones pueden poner en riesgo tu boca?

simonblas Blog, Salud bucodental

El verano es un momento en el que toda la familia disfruta de un periodo diferente, unos días de vacaciones en los que las actividades en la playa, en la piscina o en la montaña te ayudan a desconectar de las rutinas del resto del año. Sin embargo, algunas de las actividades pueden poner en riesgo la salud bucodental, tanto de adultos como de los niños.

Los posibles traumatismos al jugar o practicar deportes y el cloro de las piscinas son dos ejemplos de actividades que pueden poner en riesgo tu boca.

Los riesgos a tener en cuenta

Por supuesto, esto no significa que se dejen de realizar las actividades que más te gustan, sin embargo, mantener unas medidas de higiene y prevención son necesarias para evitar los riesgos más habituales.

Los peligros más habituales son los golpes porque tanto niños como adultos saldréis más a realizar deportes y actividades al aire libre. Jugar al baloncesto o al fútbol conllevan riesgo de golpes. En la piscina, los resbalones son muy frecuentes, asimismo, los deportes en la playa, en grupo o salir al campo puede conllevar el riesgo de caídas y golpes entre los participantes.

Un golpe en un diente puede provocar su rotura y que quede mellado. Para evitarlo, debes mantener la precaución de andar con cuidado en zonas mojadas o húmedas, vigilar a los niños mientras juegan y evitar en el mar zonas con piedras dentro del agua que no se vean.

El buceo hace que debas morder el tubo para respirar. La presión excesiva y continua va desgastando y dañando los dientes. Ten en cuenta este hecho y evita apretar en exceso tu mandíbula.

El cloro y los productos químicos

Tanto la natación como el buceo en piscinas, hace que entres en contacto con el cloro y los productos químicos que mantienen el agua limpia. Estos productos pueden hacer que tus dientes se manchen y tornen a un color amarillento. Un cuidado adecuado, con cepillado tras cada comida, así como el uso de pasta dental e hilo te ayudará a evitar este problema.

Los hábitos descuidados

Otro de los peligros del verano, sobre todo cuando sales de vacaciones, es el descuido de los hábitos de higiene bucodental que mantienes durante todo el año.

Las salidas frecuentes para pasar fuera de casa el día, el consumo de más bebidas y comidas con riesgos de manchas para los dientes, como el café, el mayor consumo de cítricos o de zumos con azúcar, pueden poner en riesgo la salud de tus dientes. Los niños, por su parte, tienden a tomar helados y alimentos azucarados.

Un kit de aseo dental de viaje te ayudará a mantener la higiene bucodental. Mantén la higiene bucal al menos tres veces al día y, si llevas tu kit, tras cada comida.

selladores dentales

Como ves, además de pasarlo bien, el verano es un momento de riesgos para tu boca. Pero, manteniendo unos sencillos consejos y precauciones, puedes volver de vacaciones con la boca sana y salva. No olvides acudir a las revisiones de tu dentista ya que si hay algún problema él lo va a detectar de inmediato poniéndole remedio de la manera más eficaz.