paladar estrecho

Paladar estrecho, ¿cómo se puede tratar?

simonblas Blog, Odontopediatría, Ortodoncia

El paladar estrecho, también conocido como paladar ojival, es una de las alteraciones óseas más frecuentes en los niños. Las causas son múltiples, e incluyen tanto factores congénitos como determinados hábitos de los pequeños.

Causas y síntomas del paladar estrecho

Un uso prolongado del chupete, la succión del dedo pulgar y la respiración a través de la boca, son los tres factores principales que facilitan el desarrollo de esta afección.

Esto unido a ciertos factores congénitos hace que los niños sufran un crecimiento inadecuado de los huesos existentes en el paladar, resultando estos más estrechos de lo normal, lo que da lugar básicamente a una maloclusión, es decir, una mordida incorrecta.

Este tipo de mordida se ve reflejada no solo en una incapacidad para cerrar correctamente la cavidad bucal, sino que además podrás detectar dientes torcidos o apiñados.

Cómo se detecta

Aunque tú como padre o madre puedes detectar esos hábitos que predisponen a sufrir esta dolencia, es difícil que llegues a ser consciente del problema real. Normalmente es el odontólogo quien durante una de las visitas recomendadas anualmente se percata de esta complicación.

paladar estrecho

Cuál es el tratamiento para el paladar estrecho

Lo primero que hay que saber es que la edad es un factor importantísimo en este tipo de complicación, ya que un tratamiento realizado en edad temprana va a evitar muchas dificultades y dolencias. Se considera que entre los seis y los doce años es la edad ideal para conseguir corregir esta afección.

Durante estos años todavía es posible modificar la forma de los huesos ya que estos todavía están en fase de desarrollo.

Cómo funciona

El objetivo último del tratamiento es ensanchar el paladar. Para ello se hace uso de ciertas fuerzas laterales gracias a un aparato de ortodoncia interceptiva conocido como expansor o disyuntor palatino.

En qué consiste

Este tipo de ortodoncia se coloca en los dientes molares superiores, y gracias al mecanismo que incorpora permite ejercer fuerza hacia los laterales lo que va a conseguir que poco a poco se ensanchen los huesos del paladar.

Se establece de manera fija en la boca y es necesario un tratamiento mínimo de medio año y que suele alcanzar el año para conseguir los efectos deseados, que consisten en un ensanchamiento adecuado del paladar que va a permitir su posterior desarrollo normal.

Si este tratamiento no se llevara a cabo los problemas serían mucho mayores en el futuro ya que solventar esta complicación en edad adulta resulta mucho más agresivo y doloroso, siendo la cirugía la principal solución.

Como has podido ver, la ortodoncia interceptiva tiene como objetivo el ensanchamiento del paladar, esto quiere decir que los problemas de apiñamiento o de dientes torcidos podrían mantenerse. En este caso sería a partir de los doce años el momento adecuado para tratar esas alteraciones.

Lo más importante para tratar correctamente el paladar estrecho es conseguir detectar lo antes posible esta afección. Para ello te recomendamos que nos visites regularmente y que no dudes en consultarnos cualquier tipo de duda. Te esperamos.