cuidado de encías en niños

Cinco ideas para mantener la salud en las encías de los niños

simonblas Blog, Odontopediatría

Las encías de los niños son unas de las partes más sensibles de su boca. Sin embargo, como padre tiendes a centrarte más en sus dientes, y en ocasiones se descuidan las encías de los chavales.

Y es que se suele desconocer que muchos problemas graves de las piezas dentales tienen su origen en las enfermedades de las encías. Problemas como la acumulación del sarro y de la placa bacteriana y el surgimiento de enfermedades como la gingivitis, periodontitis y piorrea, puedes prevenirlas ya que tienen que ver con el mal estado de las encías.

Son inconvenientes que, de hecho, pueden derivar en graves consecuencias para la salud bucodental: desde el sangrado de las encías hasta la pérdida de piezas dentales en la edad adulta.

Cinco recomendaciones para cuidar las encías de los niños

Por eso, para evitar que estos problemas vayan a más, es fundamental que padres, hijos y dentistas formemos un equipo que extreme las precauciones de salud en estos tejidos. A continuación, te damos una serie de consejos que implican a los tres roles antes citados. Presta atención y disponte a aplicarlos.

Para los padres

1. Revisar las encías

Mientras tus hijos son pequeños, te corresponde como padre llevar el mayor peso sobre el control de su higiene dental, lo que incluye observar las encías y constatar si su estado es el idóneo. En este sentido, has de comprobar si su color es rosado y se encuentran adheridas con firmeza a los dientes.

2. El hábito de la higiene dental

Por otra parte, has de asegurarte de que tus hijos van cogiendo el hábito de cepillarse los dientes, que es fundamental para combatir las enfermedades de las encías. Una idea que puedes poner en práctica es la de hacer que estas sesiones de cepillado se afronten como si fueran juegos.

3. Atención a otros hábitos y constumbres

Por último, mantén un control estricto sobre determinadas malas costumbres que pueden provocar daños en las encías. Nos referimos a acciones como comer demasiadas golosinas, chuparse el dedo, los juguetes o bolígrafos…

cuidado de encías en niños

Para los/as niños/as

4. Dar ejemplo

Ciertos buenos hábitos se aprenden mejor cuando somos pequeños, por lo que va a ser fundamental que, siguiendo los patrones enseñados por ti, los niños empiecen a interiorizar determinadas instrucciones de higiene bucodental que tendrán que seguir de una manera responsable durante años.

Una de ellas, sin duda, será la de cepillarse los dientes (la cual, poco a poco, empezarán a hacer solos) al menos dos veces al día. En especial, después de las comidas y antes de irse a dormir. Lo mismo tendrán que entender acerca de los malos vicios que te contamos antes y que dañan las encías.

Para los/as dentistas

5. La importancia del control

Finalmente, los/as odontólogos /as intervenimos ante las consultas que van a concertar los padres.

Desde el primer año de vida de tus hijos ya puedes ir controlando el estado de sus dientes y encías.

Ante las dolencias que puedan causar las salidas de sus dientes de leche, te aconsejaremos métodos tradicionales, como los mordedores, en lugar de los productos para calmarlos con benzocaína y lidocaína.

En definitiva, un programa de prevención colectiva acerca del cual, si tienes más dudas, puedes preguntar a nuestro dentista de confianza.