protector bucal deportivo

Protector bucal deportivo: qué tipos hay y sus indicaciones

Simón Blas Blog, Estética dental, Salud bucodental

El protector bucal deportivo es un artículo que proporciona seguridad en esta parte del cuerpo durante la práctica de actividades físicas. Es probable que lo hayas visto en las bocas de figuras de algunos deportes. A continuación, te informamos acerca de sus usos, características principales y tipos. Toma nota.

¿Para qué sirve un protector bucal en el deporte?

Este instrumento resulta útil para asegurar que todos los elementos internos de la boca, como dientes y lengua, no van a sufrir daños mientras haces ejercicio.

Es muy popular, sobre todo, en los deportes caracterizados por un mayor riesgo de contacto o golpes: de contacto entre los participantes y de golpes que te pueden dar ellos o incluso con elementos propios del juego (como una pelota de baloncesto o un palo de hockey).

Aunque puedes utilizarlo en más disciplinas, el protector bucal tiene una presencia mayor en ciertos deportes. Entre ellos, destacamos los siguientes: baloncesto, rugby, hockey, fútbol americano y boxeo.

Por otra parte, existen diversas clases de protectores bucales. Para que tengas en cuenta esta variedad a la hora de elegir el que creas que se adapta mejor a tus necesidades, describimos en las siguientes líneas sus modelos esenciales. Sigue leyendo, puesto que lo que vamos a contarte te interesa.

protector bucal deportivo

Tipos de protectores bucales deportivos

Presta atención a las diferencias entre estos protectores bucales. Estos son los principales tres tipos de protectores bucales:

1. Prefabricados

Como indica esta denominación, se trata de los que han sido elaborados mediante técnicas industriales de producción. Por consiguiente, tienen unas formas y unos tamaños estandarizados.

Es cierto que los hay de distintas medidas, según las dimensiones de las bocas. Pero esta circunstancia no favorece, en la mayoría de las ocasiones, la adaptación suficiente a la boca del paciente.

Por lo tanto, va a resultar un tanto incómodo llevarlos. En este sentido, además, no pueden garantizar una gran protección ante un golpe de una intensidad alta.

2. Termoadaptables

Los protectores bucales termoadaptables son fabricados con un material termosensible. Éste se adapta a la boca cuando es sumergido en agua hirviendo. Cuando se lleva a cabo este proceso, su plástico interior se reblandece.

No se trata de artículos que te podamos vender en la consulta, sino que has de pedirlos en las farmacias. En estos establecimientos disponen de ellos en distintos tamaños, por lo que tienes margen para la elección.

Su principal inconveniente es que no llegan a cubrir completamente ni los dientes ni las encías

3. Personalizados

Por último, vale la pena que conozcas esta clase de protectores bucales deportivos. Se caracterizan por haber sido hechos a la medida de la boca del paciente. De este modo, se ajustarán perfectamente a las necesidades propias de las arcadas de sus dentaduras. Son los que mejor absorben la fuerza de un golpe y puedes llevarlos con una gran comodidad, puesto que son bastante pequeños.

Como es lógico, su funcionalidad te va a permitir hacer deporte con ellos con mucha soltura, lo que se notará en tu rendimiento.

Por lo tanto, ahora que ya conoces las opciones que existen en el mercado, asegura tu boca mediante el protector bucal deportivo que más te compense. Si es personalizado, mejor.