Alimentos que cuidan tu boca en verano

Tomar alimentos que cuidan tu boca en verano es algo a lo que debes prestar atención para evitar sustos a la vuelta de vacaciones. Te contamos cuales son.

Con el verano llega el buen tiempo, el calor, los días más largos y las vacaciones. Pero esta ansiada y esperada estación, también viene acompañada de una mayor relajación y de ciertos cambios en los hábitos alimenticios. Como odontólogos, éstos son los que más nos preocupan, y, por eso, queremos que conozcas cuales son los mejores alimentos que cuidan tu boca en verano. Y que completes ésta información con nuestro post sobre cuidados dentales en verano.

Te adelantamos que no vas a tener que hacer un gran sacrificio, porque muchos de los que te van a apetecer cuando suben las temperaturas, más ligeros o fresquitos, son de los más beneficiosos.

Alimentos que cuidan tu boca en verano

Frutas: todas son saludables por su aporte de vitaminas y de agua, pero en verano es recomendable el consumo de dos de las frutas de temporada, la sandía y el melón. Ambas son muy buenas para la boca por su alto contenido de agua (90%) y porque contribuyen a que los dientes, la lengua y las encías se limpien mejor después de comerlas.

Mención especial también al kiwi, el limón y la naranja en piezas de fruta, no en zumos, porque contienen mucha vitamina C. Esta vitamina sirve para mantener unas encías saludables y garantizar el perfecto sostén de los dientes. Y al tomate, por su aporte de licopeno, que está relacionado con la prevención de algunos tipos de cáncer, como el cáncer oral, enfermedades cardiovasculares o la hipertensión.

Hortalizas: las dos destacadas son la zanahoria y el apio, porque ayudan, como ningún otro alimento, a combatir la placa bacteriana dental.

Pescado y marisco: las sardinas, el atún, el bacalao o el salmón contienen Omega 3, que tiene un papel importante para controlar el sangrado y la inflamación de las encías. Las sardinas, además, y al igual que el marisco, son ricas en flúor, un gran aliado contra la caries.

Lácteos: la leche, el queso y los yogures tienen mucho calcio, fundamental para fortalecer los dientes. Los yogures, además, ayudan a neutralizar los ácidos de las bacterias presentes en la boca. Es por esto, por lo que no pueden faltar a diario en tu dieta.

Agua: imprescindible en cualquier época del año para mantenernos hidratados, en verano, con el calor, su consumo regular es aún más importante. Además de para la hidratación, el agua es muy buena para limpiar la boca y refrescar las encías.

Alimentos a evitar en verano

Expuestos los alimentos indicados para cuidar tus dientes en verano, es conveniente hablarte de aquellos que debes evitar. O, por lo menos, reducir su ingesta en la medida de lo posible. Son aquellos que contienen azúcares y ácidos.

Suele ocurrir que lo que nos gusta, o realmente nos apetece comer o beber, no siempre es lo más saludable. Y en verano, aquellos que están en el centro de la diana desde un punto de vista irresistible, son los helados, los refrescos, los sorbetes y los granizados.

Los helados y las bebidas gaseosas tienen un alto contenido de azúcar, que es el enemigo número uno contra la caries. Y los sorbetes y los granizados, por su parte, suelen contener ácidos que pueden erosionar el esmalte y provocar sensibilidad dental.

Entendemos que el verano es una época de más excesos y de menos control de la alimentación. Por eso desde Simón Blas queremos recordarte que lavarte los dientes después de cada comida es algo que no debes olvidar, ni pasar por alto. Y que, en caso de tomar alimentos o bebidas ácidos, tienes que esperar al menos 30 minutos para el cepillado, porque si no favorecerás la erosión.

Para cumplir de 10, será imprescindible que tengas siempre a mano tu kit dental. Sobre todo, si comes o cenas fuera.

Sigue disfrutando el verano, pero hazlo con cabeza, sin poner en juego la salud de tus dientes y encías.