¿Tienes las encías rojas o inflamadas? Puedes estar sufriendo enfermedad de las encías

Las encías son los tejidos que se encuentran junto a los dientes, por lo que les proporcionan unas funciones de soporte fundamentales. Esta cercanía está relacionada con numerosos problemas de salud bucodental que empiezan en ellas y acaban por afectar a los dientes. Así que, como son tan importantes para el estado de tu dentadura, estamos convencidos de que te va a venir bien contar con la información oportuna acerca de la enfermedad de las encías.

¿Cuáles son las principales enfermedades de las encías?

A continuación, te describimos las afecciones que podemos padecer en las encías. Toma nota.

Gingivitis

Es una inflamación que se produce en las encías como reacción a la acumulación de la placa bacteriana. Sus inflamaciones vienen acompañadas de sangre y enrojecimiento. Tratamos este tema en profundidad en este artículo.

Periodontitis

Se trata del paso de la gingivitis a un estado más grave. La inflamación del tejido de soporte dental empezará a desarrollar colores, texturas y formas diferentes e incluso se observarán la supuración y retracción de las encías. La raíz acabará también dañada, se perderá hueso alveolar y los dientes pueden moverse e incluso caerse. En este artículo te dimos las claves para reconocer una enfermedad periodontal.

Mucositis periimplantaria

Consiste en las inflamaciones de los tejidos blandos y las mucosas que se encuentran alrededor de los implantes dentales.

Periimplantitis

Cuando la mucositis periimplantaria va a más, los daños van a terminar por extenderse también al hueso de soporte dental, en el que se generarán pérdidas.

Gingivitis del embarazo

Se da por los cambios hormonales y vasculares propios de la etapa de gestación, ya que se alteran las defensas del sistema inmunológico y se produce un mayor tránsito de bacterias, lo que incrementa los riesgos de infección también en la boca.

¿En qué consisten los tratamientos para las enfermedades de las encías?

En primer lugar, será necesario un diagnóstico por parte de nuestro odontólogo de confianza que determine cuál es el grado de deterioro de estos tejidos. En segundo lugar, el cuidado de las encías se basará en evitar las causas que han ocasionado los síntomas de sus enfermedades.

Entre ellas, aparte de algunos factores sistémicos, como las alteraciones hormonales, tenemos que destacar, sobre todo, la mala higiene bucal. Si, además, coincide con la colocación de aparatos, los síntomas se agravan. Pero también inciden el tabaquismo, el estrés, la mala o insuficiente alimentación, algunos fármacos y las enfermedades crónicas e infecciones agudas.

En cuanto a los tratamientos, estos son, básicamente, de dos tipos. En primer lugar, los mecánicos, que implican los tres cepillados al día con un instrumento eléctrico. Estos han de ser complementados con los antisépticos, que conllevan la aplicación de líquidos como el cloruro de cetilpiridinio y la clorhexidina. Nuestras higienistas dentales son profesionales de experiencia en este tipo de técnicas y cuidarán de tus encías.

Nuestros dentistas, por otra parte, pueden abordar la limpieza del sarro y el alisado radicular mediante instrumentos de curetaje y otros que emiten ultrasonidos y permiten la desestructuración y el desprendimiento de la placa bacteriana.

Por último, puedes recurrir a la cirugía para reducir la profundidad de las bolsas periodontales y regenerar o injertar tejido blando.

En definitiva, cuida tus encías y tu salud bucodental lo agradecerá.