Consecuencias de las caries en el organismo

caries y organismo

Te explicamos cuáles son las consecuencias de las caries en el organismo. Lejos de resultar un problema menor, puede poner en peligro la salud de cualquier persona que no reciba tratamiento.

Gozar de una buena salud bucodental es vital para que nuestro cuerpo se mantenga sano. Tanto que, si algo va mal en nuestra boca, esto puede resultar muy negativo y afectar a nuestro bienestar y salud general. Y es que, aunque cueste creerlo, muchas enfermedades tienen su origen en la boca. Junto a la periodontitis, la caries es una de las enfermedades dentales más comunes, y que más problemas puede ocasionar. Aunque es muy frecuente en los niños, lo cierto es que cualquier persona de cualquier edad puede tener algún diente afectado, incluidos los bebés. De hecho, 9 de cada 10 personas en todo el mundo, la han padecido, la padecen o la padecerán en algún momento de su vida. Descubre las consecuencias de las caries en el organismo y la importancia de la higiene dental y de las revisiones para prevenirlas.

5 consecuencias de las caries en el organismo y consejos para prevenirlas

La caries en los dientes se origina por la acción de algunas bacterias de la placa dental. Existen hasta 600 tipos distintos. Estas bacterias actúan sobre los azúcares de los restos de alimentos que ingerimos y quedan expuestos, creando ácidos que con el tiempo atacan el esmalte. El daño en el diente es irreversible y permanente y necesita tratamiento. Cuantas más bebidas y alimentos ricos en azúcares y carbohidratos fermentados tomemos, más probabilidades tendremos de desarrollar caries en algún diente. A lo que también contribuirá una deficiente higiene dental y no acudir al dentista de manera regular para prevenirla.

Las consecuencias de las caries en el organismo más comunes, provocadas por la acción de las bacterias, son 5:

1. Dolor, problemas de sueño y de nutrición

Cuando la caries avanza sin ponerle remedio, va afectando a distintas partes del diente. Comienza traspasando la corona, erosionando el esmalte hasta llegar a la dentina, que es la capa sensible en la que ya se puede experimentar un dolor moderado. Este dolor puede convertirse en agudo si la caries llega a la pulpa, el tejido blando donde están los nervios y los vasos sanguíneos, dificultando el descanso por las noches y ocasionando problemas de nutrición al imposibilitar masticar con normalidad.

2. Infecciones

Una caries compleja puede degenerar en un absceso dental (una acumulación de pus provocada por una infección bacteriana). Los abscesos dentales necesitan tratamiento médico para curarse. Si este pus no se drena, esa infección puede llegar al flujo sanguíneo y extenderse por todo el cuerpo, e incluso convertirse en una sepsis, y perjudicar de manera grave a órganos como el corazón, el cerebro, al sistema respiratorio, etc.

3. Problemas de crecimiento, concentración y aprendizaje

Como ocurre con los adultos, las caries que no reciben tratamiento en los niños también vendrán acompañadas de un dolor dental que les influirá directamente al comer y masticar. Esto podría tener agravantes como alterar su crecimiento y desarrollo físico, e incluso interferir en su capacidad de concentrarse y de aprender. Además, aquellos niños que no reciban atención del dentista y tengan caries en algún diente de leche, pueden perder alguna pieza que altere la alineación de los dientes definitivos, y padecer infecciones complicadas.

4. Halitosis oral o mal aliento

El olor desagradable que sale por la boca de algunas personas tiene como causa una escasa o nula higiene dental, o padecer alguna enfermedad bucal. Aunque es habitual que lo provoque la acumulación de bacterias de la placa dental, también puede influir el ser fumador o padecer problemas digestivos, respiratorios o del riñón.

5. Pérdida de dientes

Si las caries no se tratan a tiempo, la persona puede acabar perdiendo alguna pieza dental. Y, en muchos casos, perder uno o varios dientes, puede afectar a nuestra salud mental, en forma de secuelas psicológicas como pérdida de confianza y baja autoestima. No olvidemos que los dientes son fundamentales para vernos bien a nivel estético, y dibujar nuestra sonrisa.

Por último, debes tener claro que la prevención siempre será necesaria tengas caries o no las tengas. Bien para evitar que aparezcan, bien para eliminar la posibilidad de que surja alguna más. Así que, ten en cuenta estos tres sencillos consejos que te damos, y vela por tu salud bucodental y el cuidado de tu organismo:

  • Mantén una alimentación sana y equilibrada con un bajo contenido en azúcar.
  • Incorpora a tu rutina diaria unos buenos hábitos de higiene dental. Cepilla tus dientes al menos 3 veces al día después de cada comida, sin olvidar tu lengua. Usa pasta de dientes con flúor, hilo dental y colutorios a menudo.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.