Cuidados después de una cirugía de implantes dentales

Te explicamos qué cuidados después de una cirugía de implantes dentales debes tener en cuenta. Tu implicación es fundamental para asegurar su éxito.

La colocación de un implante dental por lo general no reviste mucha complejidad. La realizamos en la clínica y con anestesia local. Sin embargo, aunque sea una cirugía menor, no deja de ser una intervención quirúrgica, y como tal, requiere de una serie de cuidados posteriores para garantizar que todo vaya bien. En este artículo queremos detallarte los cuidados después de una cirugía de implantes dentales que recomendamos a nuestros pacientes. Si estás pensando en colocarte algún implante, presta mucha atención. Pero también te recomendamos que eches un vistazo al post preguntas y respuestas sobre implantes dentales.

8 Cuidados después de una cirugía de implantes dentales

Un implante es la solución perfecta para restituir piezas dentales que se han perdido o se han deteriorado sin remedio. Es una raíz de titanio, con forma de tornillo, que sustituye a la raíz natural del diente. Se inserta en un pequeño hueco, abierto en el hueso maxilar. Una vez acabado el proceso de osteointegración (que puede durar entre mes y medio y cuatro meses) se le coloca la corona para darle el aspecto natural de un diente.

Aunque las recomendaciones a seguir pueden variar en función de cada paciente y de la cirugía realizada, lo cierto es que hay una serie de cuidados que son comunes para todos tras la intervención:

1. Es normal que la zona del implante sangre después de la cirugía. Puede durar sólo unas horas, y en algunos casos de 1 a 2 días. Por eso, mientras dure el sangrado, hay que colocar una gasa seca en la zona y cambiarla cada vez que sea necesario.

2. Al terminar la intervención, una vez pasado el efecto de la anestesia, es habitual tener molestias, algo de dolor e incluso inflamación. Para reducirlo podemos recomendar tomar algún analgésico o antiinflamatorio y aplicar frío en la zona.

3. No enjuagarse la boca hasta pasadas 24 horas, para proteger la herida y no producir daños en el área tratada. Después, es posible hacer enjuagues bucales suaves con agua tibia y sal o algún colutorio que contenga clorhexidina.

4. El cepillado de dientes no hay que descuidarlo, pero debe empezar a realizarse también 24 horas después, suavemente, con un cepillo de cerdas blandas, y evitando tocar todo lo posible la zona del implante para no maltratarla.

5. Los primeros días la dieta debe ser blanda y no contener alimentos duros o que haya que masticar mucho. También hay que evitar ingerir alimentos muy calientes que puedan producir sensibilidad. Por el contrario, tomar líquidos o bebidas frías es muy beneficioso.

6. Las primeras 48 horas es muy necesario hacer reposo. En el caso de practicar algún deporte, sobre todo de impacto, lo recomendable es pausarlo unos días para evitar que surja algún tipo de complicación.

7. El tabaco es altamente perjudicial para la salud general, pero incide negativa y directamente en el proceso de cicatrizado del implante, en la irritación de los tejidos o provocando infecciones.  Y, por tanto, en el éxito o fracaso de la intervención. Lo ideal es dejar de fumar al menos una semana antes de la cirugía y continuar sin hacerlo mínimo, otra semana después de ella. Pero si no es posible, hay que reducirlo al máximo.

8. Aunque el proceso sea un éxito y no surjan complicaciones, para que un implante tenga una vida larga es necesario cuidarlo como a los dientes naturales. Prestar atención a la higiene bucodental, eliminar malos hábitos como el alcohol y el tabaco, y acudir sin excepción a todas las revisiones que se pauten con el implantólogo, debe ser algo que no puede pasarse por alto.

En Simón Blas la implantología oral es una de nuestras especialidades. Así que si tienes cualquier pregunta sobre el tema, o quieres ampliar la información sobre los cuidados, contacta con nosotros y solicita una cita. Estaremos encantados de atenderte y orientarte sin ningún compromiso.