Qué tratamientos dentales se pueden hacer durante el embarazo

¿No tienes claro qué tratamientos dentales se pueden hacer durante el embarazo? Aclara tus dudas y afronta esta bonita etapa con la mejor salud bucodental.

El embarazo no sólo lleva asociados los cambios físicos evidentes, también se producen otros cambios en el organismo que pueden afectar a la salud bucodental de la mujer gestante. Tanto es así, que gozar de una buena salud oral será determinante para tener también una buena salud general. Por eso, si estas embarazada o planeas estarlo, es prioritario que sepas qué tratamientos dentales se pueden hacer durante el embarazo, y destierres posibles miedos sobre si son seguros o no.

Causas por las que tienes que realizarte revisiones y qué tratamientos dentales se pueden hacer durante el embarazo

La importancia de las revisiones dentales en el embarazo

Lo primero que debes tener en cuenta, es que es totalmente seguro y necesario someterte a tratamientos dentales durante tu embarazo. Las razones son diversas:

1. Como consecuencia del cambio en la dieta y de las náuseas (que pueden aumentar ácidos en la boca que dañen el esmalte de los dientes), las caries se multiplican.

2. Las hormonas del embarazo, tienen una acción directa sobre la encía y la vuelven más vulnerable. Esto favorece la aparición de enfermedades como la gingivitis, la periodontitis o que la encía sufra un crecimiento extra, una inflamación y sangrados.

3. Los problemas dentales anteriores también pueden afectar a la salud de tu bebé y materializarse en forma de complicaciones como la preeclampsia, la diabetes gestacional o incluso hacer que padezcas un parto prematuro.

Por eso, para evitar que surja cualquiera de estos problemas, hay que ser muy concienzuda con las revisiones y las visitas al dentista en esta etapa. Y, además, extremar las medidas de higiene bucodental.

Tipos de tratamientos dentales con embarazadas

Los tratamientos que practicamos los dentistas a mujeres embarazadas son diversos y no entrañan riesgos:

1. Limpiezas dentales

Las limpiezas dentales tradicionales no suponen ningún problema para la futura madre y su bebé.

2. Tratamiento de caries con empastes y de dientes fracturados

Padecer caries o que los dientes se fracturen con mayor facilidad es algo que sucede muy a menudo en los embarazos, y se puede tratar y poner remedio sin que suponga ningún peligro.

3. Tratamiento de infecciones bacterianas (abcesos o flemones dentales)

Los cambios en el sistema inmunológico de la madre durante la gestación, a menudo generan infecciones en la boca, que pueden tratarse a lo largo de todo el embarazo.

4. Curetaje o raspado en enfermedades periodontales

Practicar un curetaje es necesario cuando existe una enfermedad periodontal como la gingivitis o la periodontitis. Consiste en limpiar profundamente las raíces de los dientes, raspándolas para eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado en ellas.

Aunque es un procedimiento que no reviste complicaciones, es mejor hacerlo pasado el primer trimestre del embarazo.

5. Uso de anestesia

Utilizar anestesia local en determinados procesos como en empastes, extracciones dentales, endodoncias o curetajes, no es peligroso.

6. Radiografías dentales

No hay problema en recurrir a ellas cuando se necesiten para obtener un diagnóstico más exacto y completo, porque la exposición a la radicación es muy baja, y no entraña riesgos para el bebé.

Teniendo en cuenta esta información, si tienes en mente quedarte embaraza o ya lo estás, te recomendamos que acudas a vernos a consulta. Podremos hacerte una revisión completa para valorar el estado de tu boca, actuar si es necesario, y darte pautas de prevención para evitar la aparición de problemas bucodentales o minimizar alguno que ya puedas tener.

Contacta con nosotros y solicita tu cita. Tu salud y la de tu bebe son lo más importante, y queremos ayudarte a cuidarlas.